Como bien expone Bjorn Stigson en WBCSD (Word Business Concuil for Sustainable Development): “No existe una definición única de lo que significa la RSC, pues generalmente esta depende de la cultura, religión o tradición de cada sociedad. No existe una talla única, por lo que se debe diseñar una para cada caso y necesidad”

A nosotros una definición que nos gusta bastante es la que aparece reflejada en European Green Paper: “Responsabilidad Social Corporativa es esencialmente un concepto por el que las compañías deciden voluntariamente contribuir a una mejor sociedad y a un ambiente más limpio”.

¿Es factible su aplicación en nuestras PYMES?

Normalmente estamos acostumbrados a que se nos hable de RSC en entornos de grandes empresas, pero para nuestras PYMES también puede convertirse en una herramienta estratégica. Además de cumplir con la misión, visión y objetivos, la RSC puede contribuir a incrementar la competitividad de nuestras Pymes, no obstante debemos tener presente que su impacto no suele expresarse en datos concretos y no suele manifestarse en el corto plazo.

Algunos de los aspectos en los que la RSE puede influenciar mejorando la  competitividad de nuestras Pymes son los siguientes:

  • Mejor imagen pública, debido a premios y/o a un mayor conocimiento de la empresa en la comunidad.
  • Mayor motivación y fidelidad de los trabajadores, lo cual aumenta su creatividad e innovación.
  • Mejora de los productos y/o procesos de producción, lo que resulta en una mayor satisfacción y lealtad del cliente
  • Ahorro en costes e incremento de la rentabilidad, debido a la mayor eficiencia en el uso de los recursos humanos y productivos.
  • Mejor interrelación con otros socios empresariales y autoridades, mejor acceso a las ayudas públicas gracias a la mejor imagen.
  • Incremento de las ventas como consecuencia de los elementos citados.

Pero…¿cómo hacerlo en mi empresa?

Lo primero que debemos hacer es planteárnoslo decididamente y, empezar a buscar medidas realistas adaptadas a la realidad de cada PYME.

Posteriormente quedaría pasar del dicho al hecho, camino para el cual necesitaremos poner una buena ración de convicción y voluntad para su ejecución…no olvides que si quieres puedes.

En nuestro caso lo aplicamos tanto a la actividad propia de la empresa, como a los diferentes proyectos que lanzamos, ya sean propios o de terceros.

Si quieres conocer nuestra forma de aplicar la RSC a los diferentes proyectos que estamos ejecutando ¡¡no te pierdas el próximo post!! Conocerás botijo.online, Integraciclo, Cerámica Rambleña, etc.

 

Carlos B.